En Cádiz sabemos disfrutar y saborear los buenos momentos, ya sea con nuestra gente, sumergiéndonos en el agua que baña nuestras playas de arenas blancas o deleitándonos de la increíble gastronomía de la provincia.

Los platos típicos de nuestra tierra suelen acompañarse de los vinos que aquí se elaboran. Vinos de la Tierra Cádiz que, además, son vinos con Indicación Geográfica Protegida (IGP) y cuya producción y elaboración está referida en algunos municipios de la provincia.

Para acompañar el marisco y otros platos tradicionales de nuestra tierra, el vino blanco servido frío es perfecto. Es por ello que os queremos presentar nuestro nuevo vino blanco semidulce de la tierra de Cádiz, un vino ideal para acompañar aperitivos, y que te transportará a rincones y momentos especiales vividos.

Vino blanco de Cádiz

Este vino blanco semidulce de la tierra de Cádiz, conservado en una botella con etiqueta azul, ha sido producido en una de las zonas más especiales de la provincia, donde se elaboran exquisitos vinos blancos.

Los viñedos de nuestro Cortijo de Torrecera, en los que han crecido y madurado las uvas con las que se han elaborado este vino, son característicos ya que están situados en la región vitivinícola más meridional de Europa. Además, la cercanía al Océano Atlántico hace que sea una región con temperaturas templadas, inviernos no muy fríos y húmedos, y veranos no muy cálidos, cuyas noches son refrescadas por la húmeda brisa marina.

El tipo de uva empleada en la elaboración de este vino blanco semidulce es la variedad Chardonnay, una uva blanca originaria de la borgoña francesa, cuyos frutos permiten obtener tanto vinos blancos como espumosos.

Vino blanco de Cádiz

“Este vino blanco semidulce de la tierra de Cádiz, conservado en una botella con etiqueta azul, ha sido producido en una de las zonas más especiales de la provincia, donde se elaboran exquisitos vinos blancos.”

Características de la elaboración

En todos nuestros vinos ponemos un cariño especial a la hora de la elaboración. Y este vino blanco semidulce típico de Cádiz, no iba a ser menos.

Todo empieza en la vendimia, cuando recogemos las uvas. Proceso que hacemos íntegramente por la noche, ya que respetamos el medio ambiente. De esta forma, se protegen nuestros frutos del calor, por lo que se consigue menos demanda de energía para enfriar y menos oxidación de los mostos.

Una vez finalizada la vendimia se prensan muy ligeramente las uvas, y el desfangado estático se hace a 8º para, posteriormente, fermentar a 15º durante 20 días. El vino obtenido se conserva con sus lías finas hasta los días previos al embotellado.

El envasado de este vino blanco semidulce se ha hecho en una botella transparente con una etiqueta azul, recordando a los contrastes de colores que se dan entre la tierra albariza donde se cultiva, y a esa influencia del mar, con tonos azules intensos, que también tiene su impacto en la producción de nuestros vinos.

Características de la elaboración

“El envasado de este vino blanco semidulce se ha hecho en una botella transparente con una etiqueta azul recordando a los contrastes de colores que se dan entre la tierra albariza donde se cultiva, y a esa influencia del mar (…)”

Algunas notas de cata

Los aspectos más técnicos se recogen cuando se hace una cata del vino en cuestión. En este caso, de nuestro vino blanco semidulce típico de Cádiz. El vino, que se presenta en una botella transparente con etiqueta azul, tiene un color amarillo verdoso pálido, brillante.

Este vino blanco de Cádiz tiene unos aromas de fruta de hueso y cítricos que traen el recuerdo del buen tiempo y las reuniones con amigos y familia. En boca presenta muy buena intensidad, siendo untuoso y redondo. Su final es largo y dulce en perfecto equilibrio con una acidez muy refrescante.

Este vino es perfecto para acompañar cualquier tipo de aperitivo. Y es ideal para maridar con mariscos, pescados, pastas y arroces. La temperatura idónea a la que debe servirse este vino blanco semidulce es entre 4-8ºC, muy frío.

Nuestro nuevo vino blanco semidulce pasa a formar parte de los vinos blancos de Cádiz. A través de su botella con etiqueta azul intuyes que este vino está preparado para hacerte disfrutar y para que, en cada sorbo, guardes todos los aromas, olores y recuerdos que sientes mientras lo disfrutas.

Algunas notas de cata

“Este vino es perfecto para acompañar cualquier tipo de aperitivo. Y es ideal para maridar con mariscos, pescados, pastas y arroces (…)”

Carrito
  • No hay productos en el carrito.