Todos los vinos tienen sulfitos, si, como lo estás leyendo, pero no hay que alarmarse. Los sulfitos en el vino o dióxido de azufre (SO2) son un compuesto químico que deriva de la mezcla de azufre y oxígeno. Es un aditivo que es muy usado en la industria alimenticia y también en la viticultura.

No te dejes engañar por su nombre, ya que aunque parezcan algo muy artificial, los sulfitos en el vino cumplen diversas funciones y además, ¡se presentan de forma natural! Sigue leyendo y te desvelaremos toda la información sobre el papel de estos componentes.

Funciones de los sulfitos

Como hemos mencionado anteriormente, el dióxido de azufre es un elemento muy presente en la cultura del vino, pero su aparición en ella se remonta hasta la antigua Grecia, donde se usaron por primera vez los sulfitos para la elaboración de vino.

El dióxido de azufre en el vino se presentan tanto de forma natural como artificial, es decir, es muy común añadir de forma exógena dióxido de azufre en el vino, ya que le conceden al producto una serie de beneficios, aunque siempre respetando los límites establecidos por la Unión Europea.

Además, los sulfitos también son ya usados muy comúnmente por los agricultores, de manera controlada, para proteger a los viñedos de los hongos o las arañas. En las bodegas, también son usados en las barricas tras la fermentación del vino para la eliminación de bacterias y mohos que avinagran los vinos.

funciones de los sulfitos

Niveles de sulfitos en el vino máximo permitidos:

Es importante destacar que es obligatorio señalar en la etiqueta del vino la presencia de sulfitos si estos superan los 10 mg por litro.

  • Vinos tintos: no pueden superar los 150 mg por litro. La cantidad en este tipo de vino es menor debido a la presencia de forma natural de más cantidad de taninos, que ya actúan como conservante natural y no necesitan tantos añadidos.
  • Vinos blancos o rosados: su cantidad no debe superar los 200 mg por litro.

Pero además, los sulfitos llevan a cabo tres importantes funciones en el vino:

Conservantes

Es uno de los principales beneficios de los sulfitos en el vino. Tanto los que se encuentran de forma natural como los que pueden ser añadidos posteriormente ayudan a su conservación, es decir alargan su ciclo de vida, y lo más importante reducen ampliamente o eliminan la posibilidad de que el vino se avinagre prontamente. 

Antioxidantes

Los sulfitos del vino ayudan a la conservación de las particularidades naturales de este, como pueden ser el sabor o el aroma y, además, como su nombre indica evitan su pronta oxidación.

Antimicrobiana

La característica antimicrobiana que los sulfitos aportan al vino consigue que actúe como un antiséptico, evitando de esta forma la posibilidad de desarrollar microbios o bacterias.

Actualmente se están realizando estudios en los que se afirma que esta función de los sulfitos naturalmente presente en el vino si se refuerza, puede ayudar a la reducción o eliminación de la necesidad de añadir otros artificiales. De esta forma obtendremos vinos más naturales.

¿Los sulfitos son malos para la salud?

Los sulfitos no solo están presentes en el vino, sino que forman parte de manera natural de la mayoría de alimentos que experimentan un proceso de fermentación, como el queso, la cerveza o el pan. En el vino su apariencia es inocua e incolora.

Pero, es cierto que un elevado consumo de sulfitos puede generar malestar. Es por ello que, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido unos parámetros que indican la cantidad que se podría tomar diariamente y que estos sulfitos no presenten ningún problema para la salud. Estas cantidades son de entre 0,35 a 1,50 mg diarios por kg de peso.

Si lo relacionamos directamente con el vino, no deberíamos hacer un consumo diario superior a 350 ml.

¿Los sulfitos son malos para la salud?

Vinos sin sulfitos, ¿es posible?

La respuesta es sí, los vinos sin sulfitos son posibles, basta con no añadir este componente de forma externa, solamente dejar los creados naturalmente por el vino en su proceso de fermentación.

Sin embargo, los productores de vinos sin sulfitos se enfrentan a distintos riesgos ya que la conservación del vino será mucho más delicada y puede afectar en las características finales del producto.

Encuentra toda clase de vinos en Miguel Domecq

Ahora que ya eres todo un experto, te invito a visitar nuestras bodegas o nuestra página web, donde encontrarás los mejores vinos que la provincia de Cádiz te puede ofrecer.

Todos nuestros vinos cumplen con los reglamentos establecidos para los sulfitos y además podrás encontrar diversidad. En Bodegas Miguel Domecq siempre hay un vino especialmente para ti.