El vino andaluz es un producto de alta calidad elaborado en la comunidad autónoma de Andalucía. Reconocido mundialmente, el vino andaluz resulta de una excelente calidad gracias a la geología, topografía y clima de la zona. Esta Comunidad Autónoma posee un clima mayormente mediterráneo. Su clima crea inviernos suaves y veranos muy calurosos y secos. Con unas temperaturas medias de 16º C, ausencia de heladas o granizos y una ingente cantidad de horas de sol durante el año, la Comunidad Autónoma de Andalucía contiene todas las claves para la crianza de vinos andaluces de la mejor calidad.

Para conocer el vino andaluz debemos remontarnos a su origen, la época fenicia. Existen lagares fenicios en Cádiz y todo el Marco de Jerez que prueban la existencia del vino andaluz desde el año 1100 a.C. Durante la época romana, el vino andaluz expandió sus fronteras por todo el imperio romano, siendo muy apreciado en Roma, donde era conocido como Ceretanum. Mucho después, el vino andaluz se volvería a expandir con el descubrimiento de América. Su alta graduación lo hacía apto para largos trayectos marítimos que deterioraban otro tipo de vinos. De este modo, el vino andaluz sería también conocido y apreciado en América y algunos países del norte de Europa.

La tradición vinícola de Andalucía seguiría expandiéndose y dándose a conocer como sinónimo de calidad hasta el día de hoy. Durante estos años, numerosas familias bodegueras nacieron en esta tierra de vinos. Entre ellas, la familia Domecq. En 1730, Juan Haurie fundó su bodega en Jerez. Posteriormente, su sobrino nieto, Pedro Domecq, comenzaría la historia de la familia Domecq, una familia dedicada al vino que llega hasta la séptima generación con Miguel Domecq.

Un vino histórico para tus aperitivos, el vino andaluz

El vino andaluz es un vino históricamente ideal para aperitivos. Si quieres disfrutar del vino andaluz en su mayor expresión, podrás descubrir el sabor de Andalucía combinándolo con un aperitivo.

Andalucía es tierra de vinos, tierra de una grandísima gastronomía influenciada por multitud de culturas que han habitado el sur de España durante cientos de años. En consecuencia de esta larga historia y conexión de los vinos andaluces con distintas gastronomías de la zona, nacen maridajes ideales entre vino andaluz y aperitivos tradicionales.

En Córdoba podrás disfrutar de un vino blanco típico andaluz junto a un salmorejo. Si pasas por Sevilla, de una tapa de “pringá” con algunos vinos tintos andaluces. En Cádiz podrás deleitarte con un buen queso curado y vinos andaluces tintos como Entrechuelos Tercer Año de Miguel Domecq.

Además, los profesionales de la gastronomía en Andalucía constantemente desarrollan nuevas reinvenciones de platos junto a los vinos andaluces.

Te recomendamos probar uno de nuestros vinos típicos andaluces con tu aperitivo favorito para que disfrutes de todo el sabor de Andalucía.

Un vino histórico para tus aperitivos, el vino andaluz

“Disfruta tus aperitivos favoritos con vino andaluz.”

Vino andaluz con la uva Tintilla de Rota

La uva Tintilla de Rota es una variedad de uva autóctona de Andalucía. Concretamente, esta varietal es originaria de Rota, un municipio de Cádiz. Al borde de su desaparición, viticultores independientes salvaron este tipo de uva tinta tan particular. Gracias a su labor, distintas bodegas como Miguel Domecq han desarrollado tintos andaluces de gran calidad con esta variedad de uva Tintilla de Rota.

Por las características de la Tintilla de Rota, se puede elaborar con ella tintos andaluces tanto dulces como secos. El vino tinto andaluz al que da lugar tiene un característico color rojo picota. La calidad de sus vinos es tal que en 1841 se convirtió en uno de los vinos favoritos de Isabel II y de la Casa Real.

Si quieres probar el sabor de un vino típico andaluz con uva Tintilla de Rota, en Miguel Domecq te ofrecemos una gran variedad de estos. Nuestro Torre de Ceres – Tintilla de Rota es un vino elaborado con uva Tintilla de Rota, en una edición limitada producida en 2018 en nuestro Cortijo de Torrecera. Este vino elevará la categoría de cualquier evento, un vino excelente elaborado bajo los métodos tradicionales de la familia Domecq.

Tipos y características del vino andaluz

¿Qué tipos de vinos andaluces existen? En Andalucía podemos encontrar vinos generosos, generosos de licor, vinos dulces naturales y vinos tranquilos. Los más extendidos son los primeros, siendo los vinos tranquilos los más peculiares.

Los vinos generosos son vinos encabezados, es decir, son vinos a los que se les ha añadido alcohol vínico.

También encontramos los vinos generosos de licor que son combinaciones de vinos generosos con vinos dulces naturales o mostos.

Por otro lado, los vinos dulces naturales son un tipo de vino dulce andaluz elaborados con mostos de uva muy madura o soleada para obtener grandes concentraciones de azúcar en el mismo.

Finalmente encontramos los vinos tranquilos. Estos son vinos a los que no se les ha añadido alcohol vínico. Los tranquilos pueden ser vinos blancos, vinos tintos y vinos rosados. En nuestra bodega elaboramos estos tipos de vinos.

Estos vinos andaluces están extendidos por toda la comunidad autónoma de Andalucía. Así mismo, algunos están amparados en diversas denominaciones de calidad como las DOP o IGP. En Andalucía, hay un total de ocho DOP (Denominación de Origen Protegida) y dieciséis vinos con IGP (Indicación Geográfica Protegida). Estos últimos son también conocidos como Vinos de la Tierra, donde se encuentran los vinos de Miguel Domecq de la Tierra de Cádiz.

Los vinos andaluces se caracterizan por su alta calidad debida al clima mediterráneo y las excelentes condiciones de la tierra donde se cultivan sus vides. Además, la influencia del mar influye en las tierras y, consecuentemente, en sus vinos. Según la zona, los vinos andaluces son elaborados con distintas uvas y procesos.

Tipos y características del vino andaluz

“Existen 4 tipos de vino andaluz: generosos, generosos de licor, dulces naturales y tranquilos.”

Vino andaluz: los vinos tranquilos que te sorprenderán

El vino andaluz es normalmente asociado a los vinos generosos del Marco de Jerez. Sin embargo, los vinos tranquilos andaluces son vinos sorprendentes con la misma gran calidad que sus hermanos generosos.

Los vinos tranquilos de Andalucía son vinos influenciados por la orografía tan particular de la comunidad autónoma. Así mismo, el clima mediterráneo aporta unas condiciones perfectas para su fermentación y elaboración. En la comunidad autónoma podrás encontrar vino blanco andaluz, cava andaluz, tintos andaluces o rosados andaluces que te sorprenderán.

Desde Miguel Domecq te invitamos a conocer los vinos tranquilos más andaluces en nuestro Cortijo de Torrecera. Podrás realizar una visita a nuestra bodega en Jerez donde además podrás realizar una cata o degustación de vinos andaluces de la Tierra de Cádiz. En nuestra selección de vinos andaluces encontrarás un vino blanco andaluz elaborado con uva 100% Chardonnay, un refrescante rosado andaluz, un vibrante espumoso andaluz y dos tintos andaluces que te enamorarán.

Vino andaluz, los vinos tranquilos que te sorprenderán

“El tranquilo, una maravilla de vino andaluz.”

Un vino espumoso andaluz que debes probar

Los vinos espumosos son vinos únicos que, con sus burbujas y frescura, hacen de cualquier momento una celebración. En Andalucía podrás encontrar espumosos andaluces que te encantará probar. En Miguel Domecq te recomendamos nuestro vino espumoso andaluz, Brut Talayón.

Brut Talayón es un vino andaluz elaborado con uvas 100% Chardonnay criadas en nuestro Cortijo de Torrecera perteneciente al Marco de Jerez. Las vides de Chardonnay crecen sobre Tierra Albariza, una tierra única que aporta el característico sabor a caliza que hace tan singulares a los vinos de la tierra. Sus uvas son vendimiadas de noche. En nuestra bodega se prensan suavemente con gas inerte y se fermentan durante 16 días a 15º para, posteriormente realizar una segunda fermentación en botella. Esta segunda fermentación sigue el método tradicional Champegnois durante 9-10 meses.

El resultado es un espumoso andaluz con burbujas vivas y finas con rosario ligero y persistente. El color de este vino es amarillo con reflejos verdosos. En nariz es fino y fresco con aromas a frutas y cítricos. Es un vino espumoso complejo que guarda aromas a brioche. En boca resulta fresco con gran redondez. Su final es largo sobre aromas frutales y notas salinas características de la Tierra Albariza.

Por lo tanto, si quieres experimentar todo el sabor de los espumosos andaluces, te recomendamos nuestro Brut Talayón. Este vino de celebración te transportará a Cádiz.

Un vino blanco andaluz muy peculiar

Un vino blanco andaluz no tiene por qué ser un fino. Andalucía también es tierra de vinos blancos tranquilos como los nuestros. Entre ellos, en la Tierra de Cádiz destaca un vino blanco andaluz como Entrechuelos Chardonnay.

Este blanco andaluz te sorprenderá con su sabor fresco y afrutado. Está elaborado con uva 100% Chardonnay criada en nuestro Cortijo de Torrecera. Las vides absorben todas las propiedades de la Tierra Albariza y son humedecidas a diario por la brisa marina. Su elaboración comienza con la vendimia nocturna que protege las uvas de una fermentación no deseada. Posteriormente, se prensan suavemente con gas inerte para conservar sus características varietales. Se conserva con sus lías finas hasta los días previos al embotellamiento. Como resultado, se obtiene un vino blanco andaluz con todo el carácter de Andalucía. Su color amarillo pajizo posee reflejos verdosos. Sus aromas frutales y cítricos típicos de la variedad Chardonnay son notables. En boca es suave y goloso con tonos cítricos y a frutas tropicales. Te resultará un vino fresco y podrás notar en él las notas clásicas de la Tierra Albariza.

Si quieres probar todo el sabor de Andalucía en casa, te recomendamos que visites nuestra tienda. Encontrarás numerosos packs para que tu pedido online te transporte a Andalucía, tierra de vinos.